Adulto, Comportamiento, Gato, Perro, Puppy, Salud, Tú y tu mascota

GUÍA DE VACUNACIÓN DE TU PERRO

En primer lugar, ¡no te anticipes! No quieras ponerle todas las vacunas del mundo a tu perro lo antes posible: recuerda que cuando son cachorros la madre ya transmite anticuerpos a través de la leche materna. Por tanto, hay que esperar aproximadamente unos 45 días desde que nuestro cachorro haya nacido. A partir de entonces empieza el calendario de vacunación de nuestro perro, que le protegerá de estas enfermedades.

Parvovirus

Es una de las primeras vacunas que debes poner a tu cachorro, ya que la parvovirosis afecta principalmente a cachorros y sin tratamiento resulta especialmente letal. Por ello, ante la duda, mejor vacunarles lo antes posible y evitar problemas innecesarios.

Moquillo

También conocida como “Distemper” o “enfermedad de Carré”, es una enfermedad infectocontagiosa que se traduce en síntomas como fiebre, pérdida de apetito, descarga nasal abundante (de ahí su nombre), tos, vómitos y diarrea y otros efectos tanto oculares como cutáneos. En ocasiones esta vacuna se suele administrar junto a otras, llamándose así la “triple viral”.

Hepatitis vírica
Es una enfermedad que afecta únicamente a los perros y que, aunque comparta nombre, no tiene relación alguna con la hepatitis que puede sufrir un ser humano. Gracias a una vacunación eficaz esta enfermedad es muy poco frecuente, pero resulta extremadamente contagiosa y, en determinadas ocasiones, puede llegar a ser mortal.

Leptospirosis

Para asegurar una vida plena y sana a nuestro mejor amigo es necesario cumplir un correcto esquema de vacunación

La falta de vacunación contra esta enfermedad se sintomatiza en vómitos, anorexia, depresión y deshidratación, así como hipertermia, sangrado y diarrea. Además, generalmente también acarrea insuficiencia renal aguda. Esta vacuna también suele administrarse junto a otras en la llamada “vacuna polivalente”.

Bronquitis infecciosa

Popularmente conocida como “tos de las perreras”, es un síndrome respiratorio también muy contagioso. Se transmite por contacto directo con un perro infectado y es frecuente encontrar esta enfermedad en las perreras. Su fuente de contagio es tanto virus (parainfluenza) como bacterias (Bordetella bronchiseptica). Es importante saber que si tu perro va a entrar en una residencia canina o irá a algún concurso o exposición debe haber sido vacunado con, al menos, dos semanas de anticipación.

Rabia

Quizá la más conocida, aunque su nombre técnico es “Hidrofobia”. Es una enfermedad de origen vírico grave que puede afectar a cualquier animal de sangre caliente, y eso incluye a los humanos. El contagio se produce a través de la mordedura de un animal infectado, y provoca una inflamación del cerebro para la que no hay tratamiento en los animales, por lo que su resultado es mortal. Además, debes saber que la rabia es una enfermedad de declaración obligatoria. Así que, para evitar problemas, mejor vacunar adecuadamente a nuestro perro.

Estas son las principales vacunas que necesitará nuestro perro. No obstante, como sabes, existen otras vacunas que aunque no son obligatorias sí que resulta recomendables ya que evitamos enfermedades y malestar a nuestro peludo. Y ante cualquier duda, no te lo pienses dos veces: consulta a tu veterinario, que te informará de todo con detalle.