Adulto, Comportamiento, Mareo por viaje, Perro, Puppy, Tú y tu mascota

CÓMO ACOSTUMBRAR A TU PERRO A VIAJAR EN COCHE

Se acerca un fin de semana con festivo y, ¿qué mejor plan que una escapada con tu mejor amigo? Pero claro, ir con tu perro en coche no siempre es fácil: algunos perros se ponen nerviosos, no están acostumbrados y hacen que no disfrutes el viaje. Pero, como todo, es posible enseñarle a tu peludo cómo acostumbrarse a viajar en coche. ¡Sigue leyendo para saber más!

Nuestro perro es, más que un amigo, un compañero vital con el que, evidentemente, queremos compartir cuantas más experiencias mejor. Por eso es tan importante saber cómo acostumbrarle a disfrutar junto a ti de los viajes en coche.

El coche, apagado

Al menos en la primera toma de contacto. Piensa que nosotros estamos más que acostumbrados a los coches y a viajar en ellos, pero tu perro no. Por eso, déjale que se sienta cómodo alrededor del coche cuando está apagado y, posteriormente, lo encenderemos.

Que se suba él solo

Siempre que sea posible, deja que él mismo se suba al coche. Prueba a hablarle con voz calmada, a indicarle que se tiene que subir (por ejemplo, palmeando el asiento para que te entienda)… pero siempre deja que sea él solo quien haga el acto de subir. Esto es así, evidentemente, si puede subirse por sí mismo. Si es demasiado pequeño necesitará tu ayuda, pero asegúrate de que muestra algún tipo de interés. Lo que no debes hacer bajo ningún concepto es forzarlo a entrar en el coche.

Indícale cuál es su sitio

Deja que suba solo al coche o ayúdale si lo necesita: pero nunca le fuerces a entrar.

Durante el viaje tu perro no solo es recomendable que tu perro no esté moviéndose de un lado a otro, sino que además debe permanecer en un punto concreto -para no distraer la atención del conductor- y con las sujeciones necesarias y estipuladas por ley. ¡Asegúrate de revisar esto y así no te enfrentas a una posible multa!

Déjale que husmee contigo al lado

Para que se sienta seguro y confiado, ¿qué mejor que un primer reconocimiento del terreno? Déjale que mire, huela, se siente, se mueva y empiece a asimilar este nuevo lugar en el que permanecerá durante un rato. Y por supuesto, asegúrate de estar a su lado y de que te vea cerca, así se sentirá en una situación más agradable. 

Prémiale, ¡acaba de hacer algo bien!

Si ya se ha subido al coche y ves que está cómodo con la situación, asegúrate de reforzar positivamente ese estímulo dándole algún premio y acariciándole. Es importante saber reconocer los puntos positivos de nuestro peludo y reforzarlos.

Piensa también en su salud

Aunque se sienta muy cómodo en el coche, siempre se corre el riesgo de que durante el trayecto tu perro se maree y lo que parecía ser una experiencia positiva se acabe arruinando. Para evitar esto, ¡evita darle sedantes! No sólo le dormirán y te privarán de la posibilidad de interactuar con él, sino que también le dejarán aletargado y en una situación desagradable tanto para ti como para él. Ahora existe una opción que ayuda a prevenir el vómito por mareo (con las desagradables consecuencias que acarrea). Una única dosis de este nuevo medicamento será suficiente para evitar el vómito por mareo y hacerle más agradable el viaje a nuestro peludo. ¡Consulta a tu veterinario!

Si sigues todos estos consejos no solo conseguirás que tu peludo disfrute de un viaje en coche, ¡sino que tú también podrás vivir estas y otras experiencias junto a él! Cuéntanos, ¿cuál es tu plan con tu peludo para este puente?