Adulto, Comportamiento, Conseperros, Gato, General, Perro, Propuestas fin de semana, Puppy, Salud, Tú y tu mascota

TIPS PARA LLEVAR A TU MASCOTA AL TRABAJO

Cada día, la obligación por cumplir la rutina laboral hace que dejemos a nuestras amadas mascotas solas en casa. La ansiedad comienza al cerrar la puerta de casa, cuando algunos perros se quedan aullando tristes y los gatos, aunque no lo quieran aparentar, te extrañan y se ponen contentos cuando llegas al final del día. Este pensamiento de: “¿Qué estará haciendo mi mascota?” te ronda la cabeza más de un par de veces al día. Algunos jefes se han dado cuenta de esto y han optado por aplicar “El día de llevar a tu mascota al trabajo”.

La ansiedad comienza al cerrar la puerta de casa, algunos perros se quedan aullando tristes y los gatos, aunque no lo quieran aparentar, te extrañan y se ponen contentos cuando llegas al final del día.

Este método puede reducir el nivel de estrés del trabajador y aumentar su productividad y eficiencia, tal y como confirma un estudio reciente en el que se han medido durante un día las variaciones hormonales de los trabajadores. Se confirma que aquellas personas que llevan a sus mascotas durante su jornada laboral se sienten menos estresadas en comparación de aquellas que no pueden hacerlo o que simplemente no tienen mascota.

Así que si eres unos de los empleados afortunados que pueden disfrutar de este beneficio, te interesará saber estos consejos para que tanto tú como tu mascota disfrutéis del día en la oficina:

¿Cómo es el carácter de tu mascota?

Puede parecer un poco obvio, pero es lo primero que tienes que preguntarte antes de exponerle a un ambiente laboral. Algunas mascotas son más sociables que otras, así que debes tener muy claro si la tuya se relaciona bien con extraños. Si sabes que es tímida y va a estar llena de estrés y nervios, mejor déjala en casa, allí estará más tranquila y cómoda; lo último que queremos es dañar su apacible día durmiendo en el sofá.

¿Y tus compañeros de trabajo?

El siguiente paso es preguntarse por tus compañeros de trabajo. Ya sabes que tu mascota se siente cómoda rodeada de personas desconocidas, pero debes asegurarte también de que tus compañeros se sientan tranquilos rodeados de un perro o un gato, y si sabrán comportarse respetuosamente con él. Algunos tendrán alergias o miedos, así que lo mejor es mantener a tu mascota lejos, donde no les vaya a incomodar.

Limpieza en tu espacio de trabajo:

Antes de llevar a tu perro haz una limpieza general de objetos potencialmente peligrosos como el cableado que esté suelto, objetos que puedan caer fácilmente y hacerle daño, papelería que pueda encontrar y morder… o incluso tu provisión de chocolatinas. Vacía también tu papelera, que seguramente será el primer lugar que quiera explorar.

Una presentación adecuada:

Tu mascota debe generar una buena primera impresión. Asegúrate de cepillarla antes de salir y de que esté limpia y no huela mal. Tus compañeros lo agradecerán y así será bienvenido siempre.

El maletín de provisiones:

Organiza todo lo que pueda llegar a necesitar tu mascota durante el día. Además de su comida lleva sus juguetes favoritos, su cama, bolsas para sus necesidades y productos con los que puedas limpiarle fácilmente.

¡Y ahora ya estáis más que preparados! Envía este artículo a tu jefe y que los días laborales vengan con toda su carga porque tu mejor amigo estará dándote ánimos en cada momento.