Adulto, Comportamiento, Conseperros, Gato, Perro, Puppy, Tú y tu mascota

LA ROPA DE NUESTRAS MASCOTAS

La moda evoluciona de forma constante, tanto para nosotros como para nuestras mascotas. Muchos de nosotros no nos podemos resistir a que nuestro perro esté a la última moda, igual que nosotros. Tendencias como cortes de pelo extravagantes o tintes para su pelaje se han sumado a la ropa, esa humanización de las mascotas que lleva existiendo hace muchos años y creando siempre cierto debate a su alrededor. Y es que vestir a nuestros perros o incluso gatos ha sido una tendencia que poco a poco, y sobre todo estos últimos años, ha ido ganando más popularidad… aunque todavía muchas personas vean raro que una mascota vaya vestida.

Esto lleva, inevitablemente, a que una vez más nos hagamos la pregunta del millón: ¿Necesitan realmente nuestras mascotas utilizar ropa y “estar a la moda”? ¿Quieren realmente ellos vestirse o adornar su cabello?

Si bien gracias al uso de ropa podemos protegerles en caso de temperaturas extremas, lo cierto es que hay que saber que cada mascota es un mundo y que, por tanto, también lo es su tolerancia a este tipo de temperaturas. Por tanto, en caso de querer que luzcan ropajes, hay ciertas consideraciones a tener en cuenta.

¿Cómo y cuándo debemos vestir a nuestra mascota?

Siempre tenemos que pensar antes que nada que por mucho que nos guste la moda, nunca tenemos que dejarnos llevar por razones estéticas a la hora de pensar en vestir a nuestra mascota, pues es probable que guiándonos por este tipo de factores acabemos perturbando la comodidad de nuestro perro o gato.
Por tanto, una vez tengamos claro que nuestra mascota suele verse agobiada ante altas o bajas temperaturas y decidamos que realmente necesita una prenda de ropa, debemos fijarnos en lo siguiente:

Antes de comprar ropa a nuestra mascota debemos valorar si realmente la necesita y si va a estar cómoda con ella

- Primero, hemos de encontrar una prenda que le cubra hasta justo encima de la cola. La parte trasera del lomo tiene menos grasa y es más sensible al frío, por lo que es la que más conviene tapar. Si, además, tu mascota tiene problemas de cervicales, intenta buscar un abrigo que le cubra el cuello.

- Las prendas tienen que ser de un material apropiado y de buena calidad que no produzca picores, molestias ni alergias. Materiales como el algodón son una muy buena opción, pues es un material cómodo para nuestros animales y, prácticamente, como una segunda piel.

- Por supuesto, antes de comprar cualquier prenda de ropa lo más recomendable es probarla en nuestra mascota para observar que no dificulta sus movimientos, además de para encontrar la talla adecuada.

- Una vez reúnas todos los requisitos que te hemos comentado, ¡ya es hora de fijarse en el diseño! Pero eso sí, esto es todo cosa tuya. Es tan amplia la oferta de moda para nuestros animalitos que es casi imposible que no encuentres algo elegante, novedoso, original y que se adapte a sus necesidades.

Los cables y luces dentro de casa

Estos dos elementos son dos atractivos eléctricos para nuestras mascotas bastante peligrosos. Debemos intentar que no estén a su alcance para que no los mordisqueen y puedan sufrir una descarga. Siempre deben estar lo más escondidos que podamos, tapándolos por ejemplo con telas rojas o verdes, dos de los colores típicos de las navidades. Si decides adornar la casa con luces, debes recordar que siempre que salgas de casa y tu mascota se quede sola, hay que apagarlo todo al salir.

Los animales que más se prestan a llevar ropa

Sin embargo, una vez más, hemos de recordar que no todos los perritos o gatitos tienen un perfil que específicamente requiera que les pongamos ropa. Los especialistas sugieren que la ropa tanto para uno como para otro animal solo es necesaria como abrigo o como protector del calor en algunos casos específicos:

- Perritos y gatitos de pelo corto o poco abundante que puedan sentir frío excesivo en invierno debido a esa poca cantidad de pelaje.

- Cachorros o animales más ancianos que, como ocurre con los humanos, puedan ser más vulnerables a temperaturas excesivamente altas o bajas.

- Tipos de perritos que tiemblen cuando se quedan quietos, como ocurre por ejemplo con los chihuahuas.

Y tú, ¿eres de los que siempre han querido poner ropa a su mascota o de los que se suelen mostrar reacios? Sea como sea, no olvides seguir estos consejos para elegir la prenda que realmente se adecue a las necesidades de tu mascota. ¡Su comodidad es lo primero!