Adulto, Comportamiento, Gato, Tú y tu mascota

CONSEJOS PARA CUANDO TU GATO SE QUEDA SOLO EN CASA

Hace unas semanas os hablábamos de lo importante que es tener ciertos aspectos en cuenta cuando vamos a dejar unas horas a nuestro perro solo en casa . Hoy toca hablaros sobre los gatos, pues también ellos pasan rato solos en casa (a menudo, más que los perros) y es necesario que sepamos hacerles su soledad lo más llevadera posible tanto para ellos, que muchas veces la disfrutan, como para nosotros al volver. Porque no queremos encontrarnos la casa patas arriba, ¿verdad?

Lo primordial: la alimentación

Tenemos que comprobar que puertas y ventanas no permiten a nuestro gato sufrir ningún accidente

Por mucha fama de autosuficientes que tengan los gatos, todavía no saben servirse ellos mismos su comida y su bebida. Por eso es muy importante que lo hagamos nosotros: Dependiendo cuánto sea el tiempo que vayamos a dejarlos solos deberemos calcular cuál es la cantidad de comida y bebida que pueden necesitar. Para que podáis haceros una idea, unos dos cuencos de comida y dos de agua podrían ser suficientes para unos tres días.

Es importante cerciorarse siempre de que dejamos los recipientes en lugares accesibles a nuestro gato (si es en su lugar habitual, mejor que mejor) y de que no le cerramos ninguna puerta que pueda impedirle el paso hacia su alimento.

Cuidado con la casa

Sin embargo, aunque sea importante no cerrarle puertas que le impidan llegar a su alimento, también lo es revisar que todas las ventanas están aseguradas (ya se sabe que los felinos son curiosos por naturaleza) y que las puertas que estando abiertas puedan llevarle a algún lugar en el que pueda sufrir algún accidente, también. Lo mismo ocurre con los lugares en los que tengamos objetos que nuestro gato pueda romper o productos tóxicos con los que pudiera envenenarse.

Déjale sus juguetes favoritos a la vista

A nuestra mascota también le gusta entretenerse, por lo que es también muy buena idea dejar sus juguetes favoritos en diferentes sitios de la casa para que él los vaya encontrando y se divierta con ellos en nuestra ausencia. No nos olvidemos también de dejarle bien cerca el rascador para que únicamente se afile las uñas con él y no con cualquier otro objeto que encuentre en casa, véase el sofá, por ejemplo.

La limpieza, imprescindible

Si bien es totalme mantener el hogar limpio tengamos la mascota que tengamos, es cierto que para los gatos es todavía más importante. Son animales muy limpios y no llevan nada bien que su entorno no lo sea. Por eso, hemos de procurar que todo esté lo más ordenado posible y, sobre todo, que su arenero esté limpio. Si vamos a irnos más de un día, podemos optar incluso por dejarle un par de areneros para que siempre tenga uno que utilizar, pues si el habitual está sucio no lo usará y corremos el riesgo de que no haga sus necesidades donde toca.

Con todo, si tienes previsto dejar a tu gato solo durante más de tres días, lo ideal es que puedas contar con alguien de confianza que vaya a visitarlo regularmente y se cerciore de que todo está bien. Aunque no dependan tanto de nuestros cariños como podría hacerlo un perro, nuestro gato sí nos echará de menos a su manera y agradecerá la presencia humana.

¿Listo para que tu gato se quede unos días guardándote la casa?