Adulto, Comportamiento, Conseperros, Gato, Perro, Puppy, Salud, Tú y tu mascota

CÓMO AYUDAN LAS MASCOTAS A LOS MÁS PEQUEÑOS

La mayoría de los niños quieren tener una mascota, para jugar y entretenerse con ella, pero hay que explicarles que las mascotas no son un juguete, sino una responsabilidad, ya que una vez que entran en “nuestra casa” forman parte de la familia como uno más y tanto nosotros como nuestros pequeños hemos de ser conscientes de ellos.

Tener una mascota en casa significa aprender valores y por eso, a continuación, os detallamos todo lo que puede hacer por el crecimiento de los niños tener una mascota en casa.

Las ventajas de que los pequeños crezcan con mascotas

Gracias a tener una mascota en casa, tanto ellos como nosotros aprenderemos a responsabilizarnos de un animalito que depende de nosotros. Este factor es muy importante sobre todo en los más pequeños pues, con una mascota en casa, adquirirá unos valores de aprendizaje muy positivos, será más responsable y tendrá mejor actitud. También conseguirá tener un vínculo único con el peludo, un fiel amigo para siempre.

Tener una mascota en casa ayudará a que nuestros pequeños adquieran gran cantidad de valores

Además, tener un perrito o un gatito estimulará a los niños a realizar más actividad física, ya que hay que sacar al peludo a la calle para que jueguen y sean más felices. A su vez, que una mascota viva con nosotros supone un incentivo para el movimiento de los pequeños, especialmente cuando gatean y cuando empiezan a andar, ya que continuamente querrán ir detrás de su mascota.

También, convivir con una mascota aporta un extra de bienestar emocional tanto a los pequeños de la casa como a nosotros. Está comprobado que cuando acariciamos a un animal, nuestro cuerpo segrega endorfinas, con lo que se reduce el estrés y la ansiedad. Estas caricias aparte de proporcionarnos sentimientos positivos, también encantarán a nuestros peludos. ¿Qué más podemos pedir? En este sentido, podemos observar diferentes efectos terapéuticos: los peludos devuelven la sonrisa a un niño deprimido, incitan el desarrollo de carácter social de un niño tímido, pueden llegar a relajar a un pequeño con carácter nervioso y con impulsos violentos… etc.

Pero hay más: Si en un futuro viene un hermanito o hermanita a casa, lo más probable es que haber tenido una mascota ayude a que no sientan ningún tipo de celos, ya que estos serán mermados al haber vivido ya anteriormente la experiencia de contar con un miembro más en la familia, su peludo.

Actividades para nuestras mascotas y los más pequeños de la casa

Aparte de poder jugar con ellos como seguro ya harán, la lectura es un fundamento básico en el aprendizaje de los pequeños de la casa, y nuestros peludos son fieles compañeros que escuchan sin interrumpir y se acurrucan a tu lado mientras lees. Los pequeños disfrutarán aún más estos momentos de lectura si su compi peludo les hace compañía, lo cual es una manera estupenda de incentivar la lectura.

¡Y aún hay más maneras de divertirse! La habitación de nuestros pequeños puede convertirse en un auténtico escenario de aventuras para que disfruten tanto ellos como nuestras mascotas: Podemos preparar una yincana de obstáculos para ambos en la que no solo se divertirán, sino que afianzarán todavía más sus vínculos.

Como veis, ¡tener un peludo en tu vida está lleno de ventajas! Si aún no tenéis un peludo en casa, seguro que esta lectura os animará a ello.