Adulto, Comportamiento, Conseperros, Gato, Perro, Puppy, Salud, Tú y tu mascota

LA PIROTECNIA Y LAS MASCOTAS

La deseada Nochevieja se acerca, y con ella la pirotecnia, no deseada tanto por nuestras mascotas. Los perros odian los petardos, y con razón: “Lo que siente un perro cuando escucha un petardo es como un ataque de ansiedad o de pánico para un humano”, dice el presidente del Colegio de Veterinarios de Cádiz, Federico Vilaplana. Por ello, en este post expondremos diferentes consejos para saber cómo reaccionar cuando nuestra mascota sufra ante los petardos.

Reducir el ruido al máximo

Lo más importante, y la primera cosa que tenemos que hacer en estas fechas, es cerrar las ventanas y las persianas. Así (aparte de guarecernos del frío característico de diciembre) evitaremos que el ruido se note en exceso y que nuestras mascotas traten de escaparse o salir a la terraza o ventana y empezar a ladrar como forma de protección y respuesta a los ruidos.

Tu mascota, más controlada que nunca

Lo más importante es estar con tu mascota cuando suenen los petardos y distraerle lo máximo posible

A modo de prevención (lo más probable es que muchos ya lo pongáis en práctica), lo más recomendable es siempre tener a tu mascota atada durante estas fechas. En esta época de fiestas nunca sabemos cuándo alguien va a tener la brillante idea de lanzar un petardo o similares, y por consiguiente cuándo se va a asustar nuestra mascota e intente salir corriendo para protegerse. En este sentido, también es muy importante intentar sacar a pasear a nuestra tu mascota antes de que se haga de noche, que es el momento del día en el que suele haber más cantidad de fuegos artificiales y demás pirotecnia

Intenta no dejarles solos

Lo decíamos en Navidad, pero lo mantenemos en Nochevieja: Ya que se sabe que esta noche del año es una de las ocasiones en las que la pirotecnia tiene más presencia, intenta no dejar solos a tus perrit@s y gatit@s. En caso de tener que hacerlo, si puedes alejarles en una habitación donde se oigan menos los ruidos, mejor que mejor.

Si estás en casa y tu mascota tiene asociado un lugar seguro en el que se sienta cómoda, este puede ser un sitio donde irte con ella mientras suenen los cohetes. Otra buena opción son los transportines de viaje (pequeños, con techo, un lugar conocido y que tu mascota asocia a viajar cerca de ti) o incluso el baño, pues al ser el lugar más pequeño de la casa, muchos perros lo asocian con la protección.

Y ante todo, ¡no nos pongamos nerviosos!

Una de las cosas más importantes es que no transmitamos el nerviosismo a nuestras mascotas en momentos de conciertos de petardos, porque si no, ¡vamos mal! Intenta disimular los ruidos con música, cantando o jugando con él con sus juguetes preferidos. Es imprescindible la paciencia en estos momentos y estar con el distrayéndole para que se dé cuenta de que está protegido, de que tú estás con él y de que no va a ocurrirle nada malo.
Si estos consejos te saben a poco, una conocida marca de coches ha lanzado muy recientemente una caseta con un control activo de ruido que elimina el sonido de petardos y fuegos artificiales, para que cuando nuestra mascota se meta dentro, se sienta realmente tranquila y aislada. Que esta Nochevieja sea la primera, de muchas ocasiones, en las que nuestra mascota empiece a pasar el mal trago de los cohetes de una manera mucho más llevadera. ¡Feliz noche y feliz año a todos!