Adulto, Comportamiento, Conseperros, Desparasitación, Gato, Perro, Puppy, Salud, Tú y tu mascota

MÁS TIPS PARA CUIDAR A TU MASCOTA EN INVIERNO

El año pasado, por estas fechas, os dimos una serie de consejos para que el invierno se le hiciera lo más llevadero posible a vuestro peludo. Sin embargo, hay otras muchas maneras de que nuestra mascota no sufra durante esta fría estación y, por eso, hoy os damos otros pequeños tips que, seguro, facilitarán el invierno a vuestro peludo.

Hidratación en verano, ¡y también en invierno!

Siempre se dice que es muy importante que tanto las personas como las mascotas nos mantengamos hidratados en verano, pero sobre todo en el caso de los peludos, esto es igual de importante en invierno. Así evitaremos no solo una posible deshidratación, sino también que nuestra mascota beba agua de lluvia, algo que podría acarrearle enfermedades estomacales. Así que recuerda: Para tu peludo, ¡siempre un cuenco de agua limpia y fresca!

Cuidemos sus patitas

Especialmente en el caso de los perros es muy importante que sus almohadillas se mantengan protegidas. Con el frío, muchas veces se les forman grietas y pequeñas heriditas, al mismo tiempo que pueden incluso ser una fuente de intoxicaciones cuando se las lamen y estas han pisado alguno de los productos químicos que se utilizan en invierno para deshelar las calles. Por eso, y siempre fijándonos bien que se corresponden con su talla, es recomendable hacerse con unas botas que protejan a nuestro peludo cuando lo sacamos a la calle.

En el calor del hogar

Los peludos también tienen que hidratarse en invierno, no solo en verano

Existen actualmente camas térmicas en diferentes formatos que emanan calor (siempre de forma segura) y consiguen que nuestro peludo se sienta tan a gusto como nosotros cuando nos cubrimos de edredones polares. Si, además, tu gatito o perrito sufre de artrosis, para lo cual ya existen tratamientos que se la aliviarán con solo una pastilla, una camita como esta le ayudará a aliviar sus dolores mientras descansa.

Hay ciudades en las que el invierno llega mucho más frío que en otras y nuestra mascota, igual que nosotros, lo nota. Por eso, ellos también buscan la manta más calentita en la que enrollarse y poder dormir plácidamente. ¿Y si os dijéramos que podemos ayudarles con algo todavía mejor que una manta?

No descuides su ejercicio

Puesto que en invierno nuestra mascota tiende a comer más y así intentar mantener su calor corporal gracias a la ingesta de calorías, no hay que descuidar en ningún momento que tienen que seguir haciendo ejercicio para evitar así un posible sobrepeso. En el caso de los gatos, lo mejor es que no nos olvidemos nunca de jugar con ellos y de mantenerlos activos en todo momento: Al mismo tiempo que creamos (o mantenemos) nuestro vínculo, conseguiremos que esas calorías de más no se noten en su forma física y mental. En el caso de los perros, mantener un horario regular de paseos (siempre intentando no sacarlos en horas punta de frío) y realizar pequeñas actividades extra cuando el día y nuestra disponibilidad acompañen siempre va a ser una perfecta opción. ¿Lo mejor? ¡Tu peludo, además, se divertirá!

Controla su vacunación

Por último, y más ahora que estamos a tiempo de prepararnos para la llegada del invierno, recuerda llevar siempre al día el calendario de vacunas de tu peludo y comprobar que esté totalmente libre de parásitos y enfermedades. La mejor manera de conseguirlo es llevándole al veterinario para que sea él quien compruebe que todo está bien y que tu mascota está totalmente protegida para la estación venidera.

Siguiendo estos consejos conseguiremos que nuestro perrito o nuestro gatito esté completamente preparado para el invierno y que lo lleve lo mejor posible.