Adulto, Comportamiento, Conseperros, Perro, Puppy, Salud, Tú y tu mascota, Viajes

CONSEJOS PARA LA SALUD DENTAL DE TU PERRO

El cuidado dental es importante tanto para nosotros como para nuestros peludos, necesitamos cepillarnos la dentadura tantas veces sean posibles por higiene y salud. Nosotros seremos los encargados de la dentadura de nuestros peludos, y de ello dependerá evitar una gran cantidad de enfermedades que pueden incluso acabar con su dentadura, así como también mejorar su aliento y, sobre todo, ayudarles a llevar una vida normal sin dolores dentales ni problemas añadidos.

Cepillar de arriba hacia abajo y de abajo hacia arriba

Tanto nosotros como nuestros perros necesitamos cepillarnos los dientes con bastante regularidad, con productos parecidos, pero con diferentes características. El cepillo de dientes tiene que ser diseñado para su cepillado, y la pasta de dientes tiene que ser especialmente para uso canino no humano. La pasta de dientes canina está hecha con el fin de que pueda ser ingerida, al contrario que la humana. También puedes utilizar enjuague bucal, que al igual que la pasta de dientes ayudará a evitar la placa bacteriana y el posible mal aliento de tu mascota.

Utilizar juguetes para fomentar la masticación

Empieza a acostumbrar a tu peludo desde cachorro a llevar una rutina de cuidado dental

Hay juguetes que están diseñados para combatir la placa bacteriana y que nos ayudan a mantener una limpieza bucal positiva gracias a la formación de saliva que producen. Eso sí, hay que tener en cuenta que necesitan cambiarse con regularidad porque, con el tiempo, pueden acumular bacterias. Los juguetes dentales de plástico, además de favorecer la generación de saliva durante la masticación, cuentan con un diseño que favorece la fricción con los dientes y arrastra la placa bacteriana.

¡Mucho ojo con el sarro!

El sarro en los peludos se origina cuando no se les limpian los dientes adecuadamente y los restos de comida van acumulándose sobre las piezas dentales día tras día. Esa acumulación es lo que se conoce como placa bacteriana y se les forma exactamente por el mismo motivo que se nos puede formar a nosotros. Es el paso previo a la aparición del sarro. Además, también hace que se produzca el mal aliento. Sin embargo, prevenir la aparición de sarro es muy sencillo si cepillamos diariamente a nuestro peludo (o al menos cuatro veces a la semana) y si nos aseguramos de que mantenga una alimentación equilibrada y le proporcionamos snacks o juguetes dentales.

Unos poquitos consejos más…

Asegúrate de revisar la dentadura de tu perro una vez por semana y, cada seis meses, intenta visitar al veterinario para una revisión. Recuerda que el cepillado de tu perro debes realizarlo con un cepillo de cerdas blandas y nunca, nunca, utilices un dentífrico para humanos: ¡puede resultar tóxico para él!

Aparte de esto, es necesario que sepas que hay razas más proclives a desarrollar sarro y placa bacteriana, como por ejemplo el Boxer, el Chihuahua o el Bichón maltés. Sin embargo, tanto como para ellos como para cualquier otro perro, es vital elegir una dieta seca (que les ayuda a mantener su salud dental a raya) y siempre, como comentábamos, combinarla con snacks dentales y juguetes de caucho o nylon. Así no solo se lo pasarán bien, sino que estarán cuidando su boca sin darse cuenta.

Intenta iniciar esta rutina desde que son cachorros, pues como ocurre con los humanos, eso facilitará que el can se habitúe al cuidado de los dientes. Dientes sanos, ¡mascotas felices!