Gato, General, higiene, Perro, Salud

¿CON QUÉ FRECUENCIA TIENES QUE BAÑAR A TU MASCOTA?

La higiene de nuestro peludo es muy importante. Pero seguramente te habrás preguntando alguna vez ¿cada cuánto tiempo es recomendable bañar a mi perro o gato? Para responderte tienes que tener claro antes estos factores:

La higiene de la cama de tu peludo

Es fundamental que el lugar donde descansa tu perro o gato esté limpio. Para ello, se aconseja airear y sacudir la cama de tu mascota cada semana para eliminar la presencia de pelos y de ácaros. También se recomienda lavarla junto con las mantas y cojines que usen mínimo una vez al mes en la lavadora. De nada sirve bañar a tu mascota si el lugar donde duerme y se tumba está sucio. De la misma forma que los propietarios cambian las sábanas de su cama, las mascotas tienen que tener la suya limpia. Por eso, es importante que cuando adquieras una cama par tu peludo tengas en cuenta si esta puede lavarse en tu lavadora, preferiblemente con agua fría y con lavados largos o dobles si están especialmente sucios.

Pelo corto o pelo largo

La longitud del pelo de nuestro perro es otro factor a considerar en su higiene. Los perros de pelo largo precisan más atención y limpieza. Se recomienda cepillarlos casi a cada día y bañarlos una vez al mes con champú y acondicionador específicos, o bien con champú de avena con PH neutro, o para los viajes, los champús en seco, que limpian y evitan los malos olores.
Si en tu familia cuentas con una mascota de pelo corto, cepillarlo también será necesario para conservar el brillo y eliminar células muertas. Sin embargo, bastará con cepillarlo tres veces a la semana y bañarlos y darle un baño una vez al mes o cada 60 días como máximo.

Perros con alergia

Si tu perro ha sido diagnosticado con dermatitis dermatitis atópica, es importante que controles la temperatura tanto de la habitación en la que lo bañas, como la del agua, que debe estar tibia ya que el agua caliente aumentará sus picores y molestias. Se recomienda dar un primer lavado con champú normal para quitar así la suciedad más superficial. El segundo enjabonado se hará con un champú de tratamiento para perros alérgicos durante varios minutos y asegurándonos de cubrir toda la piel, incluso las más escondidas, para calmar sus molestias. Después del aclarado con agua, le secaremos bien con toallas para abusar así del uso del secador que puede darle sensación de quemazón en la piel.

Bañar a tu gato

Si tienes gato sabrás que aunque los gatos se limpien solos con la lengua y sean muy aseados, no significa que nunca sea necesario darles un baño. Bastará con bañarlos una vez cada tres o cuatro meses, menos que en el caso de los perros. Eso sí, cepilla a tu gatete a diario, le encanta y evitará que la casa o el sofá se llenen de pelos.