Desparasitación, Gato, Perro, Salud

Cómo acabar con las garrapatas y pulgas de tu mascota esta primavera

La primavera y el buen tiempo ya están aquí y nos acompañarán en los próximos meses. Las agradables temperaturas de esta época y los días de sol nos invitan a querer estar al aire libre y viajar más siempre, como no, en compañía de nuestra inseparable mascota. Un escenario inmejorable para que los temidos parásitos entren en acción y campen a sus anchas, por lo que en esta época hay que intensificar la prevención antiparasitaria para nuestros perros y gatos.
Por suerte, hay multitud de opciones eficaces y cómodas para proteger tanto a nuestras mascotas frente a pulgas y garrapatas, como a nosotros, ya que son muchas las enfermedades que transmiten estos organismos al ser humano, también conocidas como zoonosis.

Los ectoparásitos, o parásitos externos, se alimentan de descamaciones cutáneas o de la sangre de los animales domésticos. Pueden llegar a causar daños directamente por pérdida de sangre e irritación cutánea; y, además, numerosos parásitos externos son vectores de enfermedades sistémicas graves para los animales, algunas también para los humanos. Tal es el caso de la Babesiosis, la Enfermedad de Lyme o la Ehrlichiosis. Algunos de los más conocidos ectoparásitos son las garrapatas, las pulgas y los ácaros de la sarna, entre otros.

Pulgas y garrapatas

La infestación por garrapatas en perros y gatos es común en todo el continente europeo. Estos parásitos se fijan con sus mandíbulas a la piel del animal y se alimentan de la sangre que succionan. Además de molestar a tu peludo, las garrapatas tienen una gran importancia para el estado sanitario de las mascotas ya que, en ocasiones, pueden transportar en su cuerpo algún tipo de microorganismo que transmiten a través de su saliva al perro o gato del que se estén alimentando. Estos microorganismos, como Ehrlichia, Babesia o Borrelia, causan una enfermedad grave en la mascota infestada que, en caso de no recibir tratamiento, puede derivar en consecuencias muy graves. Algunas de estas enfermedades transmitidas por garrapatas pueden causar la muerte del animal e incluso, como apuntábamos arriba, también pueden transmitirse a personas.
Por otro lado, las pulgas provocan malestar a los animales (picor e irritación) y a menudo desencadena en reacciones alérgicas más graves, como dermatitis, que ocasionan lesiones que producen picor y costras (dermatitis alérgica a la picadura de pulga). Las pulgas también se convierten en vectores de otros parásitos y de microorganismos infecciosos (tenias, o bacterias del género Bartonella, el agente causal de la enfermedad por arañazo de gato).

Cómo proteger a tu mascota de estos molestos parásitos

Algunas de las enfermedades transmitidas por garrapatas pueden ser mortales tanto para los animales como para las personas, por lo que resulta esencial asegurarse de que las mascotas permanecen libres de estos parásitos. Cada perro o gato, de cualquier edad o estilo de vida, corren el peligro de contraer una infestación por garrapatas. Por eso, es recomendable administrarles de manera rutinaria los fármacos adecuados, antiparasitarios, especialmente durante las estaciones de máxima proliferación de las garrapatas, que suelen ser primavera y otoño. Sin embargo, se recomienda administrarlos a lo largo de todo el año y mantener un control regular, para evitar las infestaciones. Hoy día existen antiparasitarios muy fáciles de aplicar y muy efectivos. El veterinario te aconsejará cuál es el producto y la pauta de aplicación más adecuados para cada animal, dependiendo de la zona en la que vive y de si se trata o no de una estación de máxima proliferación del parásito. Toda la información sobre el cuidado de tu mascota frente a los parásitos aquí: www.pulgasgarrapatasymas.es