Gato, General

CINCO COSAS QUE APRENDER DE TU GATO

Quien tiene un gato, tiene un maestro. Los gatos siempre han sido uno de los animales más enigmáticos con los que convivimos. Ya desde el antiguo Egipto se les adoraba, y con razón ya que su forma de ser y su forma de actuar podrían decirnos más de lo que parece. Su actitud de no preocuparse de nada y sólo vivir el momento los convierte en maestros enérgicos. Se dice que tener un gato, ess tener un maestro espiritual.

Valora el silencio

Los gatos, a diferencia por ejemplo de los perros, no son animales amantes de los ruidos. Cuántas veces habrás escuchado ladrar a un perro cuando quiere pedirle algo a sus responsables o cuando, simplemente, les quiere demostrar cariño.

Los gatos, por contra, son amantes sabios del silencio, y prefieren recurrir a la comunicación no verbal de los gestos o las miradas, antes que montar grandes escándalos.

Ten paciencia

A un maestro sufí le preguntaron una vez: “¿Quién te enseñó a meditar?”, a lo que el maestro respondió: “Un gato agazapado frente a la madriguera de un ratón”.

A veces, conseguir un objetivo lleva tiempo. Requiere concentración absoluta, y sobre todo, paciencia y persistencia. No abandonar al primer contratiempo, seguir adelante y confiar en que al final, las cosas sucederán.

Cuando estés por desistir, creyendo que ese ratón nunca va a salir de ahí, recuerda a tu gato y espera un poco más.

Aprende a relajarte

¿Alguna vez te has puesto a pensar por qué los gatos parecen no tener preocupaciones? ¡Pues porque no las tienen! Lo único que les preocupa es tener comida, agua y un lugar para dormir.

Cuando estés preocupándote demasiado por todo, detente un momento y pregúntate si de verdad te hacen falta tantas cosas que no puedes tomarte un respiro. El mundo sigue girando sin que estés tan preocupado.

Relájate, duerme la siesta, disfruta de tu espacio sagrado. Después de todo, tienes mucho más de lo que necesitas en esta vida.

Mantente curioso

La vida puede ser un juego. A tu alrededor, todo está por ser descubierto. Perseguir a ese pequeño insecto puede ser la más gigante de las aventuras.

Cuando pierdas la motivación ante todas las cosas, recuerda que hasta en las cosas más pequeñas hay algo por descubrir. Que puedes jugar con ellas y será divertido. Que a veces, las sorpresas más pequeñas son las más impresionantes.

Sé independiente

Los gatos destacan por muchas cosas, pero sobre todo, habrás escuchado millones de veces que son animales muy independientes, y es verdad.

Los gatos valoran la independencia por encima de todo lo demás, y aunque son conscientes de que necesitan a sus dueños, el hecho de disponer de varios ratos de soledad al día, les hace tremendamente felices.